Just another WordPress.com site

Más reciente

más nada

foto By mireiru

 

 

 

Me falta  el  oxígeno

soy  humano  sumergido

cual  pez  boqueando  al  aire

mas  viva  al mayor  ahogo,

más  sedienta al  mejor  aliento,

 saciada de insaciable alimento.

 Soy como gota de agua helada

subiendo en escalada

hacia la cumbre,

 más  cubierta  a  cada vuelta

cuánto  más alta , más yerta

 cebolla  o  bola  de  nieve

que engorda capa con  capa,

Cuantas más vueltas,  más  nada.

 

 

V.Nas

 

 

 

 

 
 
 
 
Anuncios

…y vi

 
 
 
Un  día  aparecí
y  vi
la  nada  donde  mostrarme,
y  en  la  nada  encontré
un  nombre  donde  mirarme.
Cegada  de  resplandor
ansié el nombre avistado
y  por  mí  reconocido
lo quise  siempre  a  mi  lado,
y  hoy
solo pienso  en  que  me  vea
y  para  él  me  muestro
en  la  aparente ceguera.
Reconozco que  será
el próximo paso
en  un  nuevo  caminar
calor para  mi  regazo.
Quiero
que  esté  despierto
para  observarme
aunque  jamás me  lo diga,
ni  le  reclame.
El  por  qué  le  conozco
ni  lo  discuto,
se  queda  para mí
y  muy  bien  oculto.
Solo  ansío  una  mirada
que  sé  que  existe
pues  la  VIDA  al amor
siempre lo  asiste.
V.Nas

Una historia

 

 

 

Entra el sol por la ventana sin cristales y las pieles se abaten con el frío viento de la amanecida . Desde el torreón se avista el bosque y el río pero la niebla cubre las cumbres de las montañas próximas dejando el paisaje alineado a la vista en la superficie del suelo …y poco más , pronto se elevará hacia el cielo y el sol lucirá esplendoroso al mediodía ,momentos que propicia para un paso solitario antes del almuerzo.

Se apresta para bajar a las cocinas y comprobar que todo está en movimiento para abastecer a tanta gente . Y después desde el salón principal disponer y ordenar faenas que todo lo mantengan a punto y sus gentes ocupadas .

Se siente sola muchas veces . El feudo no es muy importante pero lo es suficientemente para que resulte duro y pesado atender todas las obligaciones . Las luchas fronterizas mantienen alejados a los hombres , y recae sobre sus hombros la administración de las tierras. Con todo procura que el peso no la aplaste y da hasta donde puede , acudiendo a los requerimientos de los soldados y campesinos. No siempre encuentra respuestas , pero siempre dice algo…su sentimiento que parece servir , aún sin soluciones , para aplacar el ánimo y subir la estima , y así día a día solo se reserva para sí misma …sus minutos del mediodía .

El sol calienta y los pájaros cantan . El rumor del río se filtra entre sonidos y las hierbas altas rozan sus vestidos en el camino. Poco a poco todo se hace más íntimo , más oculto a los ojos exteriores , buscando ese recodo que solo a su ánimo pertenezca . Siente cierta apatía …siempre está para otros pero no siempre hay quién esté para ella .Se deja llevar por sus pensamientos sin controlar los pasos y termina en un pequeño claro entre bosques donde vive la anciana solitaria que conoce desde niña . Apartada vive de sus hierbas y sus flores…y de pequeñas donaciones de aldeanos que se acercan a pedirle sus remedios .La vieja , la llaman unos…la bruja , la llaman otros .

Para ella cuando niña era la intocable , un ser lleno de misterio al que temía , aunque siempre le habló con dulzura. Nunca se arrimó mucho por allí ; pero ahora allí estaba , y veía las cosas de otro modo , y entendía a la anciana de otro modo . No sentía miedo sino curiosidad .

Continuó su paseo tratando de alcanzar el río al otro lado del meandro , cuando una voz la saludó
-Buenos días niña…te esperaba
-Buenos días anciana, cómo podrías esperarme si ni yo sabía que vendría.
-Tú no , niña …pero yo sí
La anciana la miraba atentamente
-Ya eres una mujer…pero estás sola.
-¿Cómo sabes eso madrecita?
-Yo lo sé todo de ti niña desde el día que te hicieron.

La niña guardó silencio, pues no quería discutir eso ni entrar en detalles con la anciana, era en cierta manera estremecedor el intuir que eso era cierto .
Pero por alguna causa dijo :
-Sí , estoy sola madrecita…y a veces duele .
-Es tu signo ser fuerte niña, tú puedes .
-Lo sé madre , pero eso no es un consuelo.
-Es tu destino el estar para muchos, niña
-¿Para muchos?…No comprendo lo que decís.
-Sí niña, para muchos…decidme
– Veo un varón ¿Quién es…?
-Mi padre por supuesto. También podría ser mi hermano.
-No, no son…este que yo digo está enamorado de vos…
-No lo conozco anciana.
-Decidme niña ¿Quién es…?
-Mi esposo sin duda
-No, ese no. Vuestro esposo no se llama…y dijo un nombre
-No, es cierto, pero yo siempre le he llamado de esa forma
-Comienza a preguntarte por qué lo has hecho niña. Por qué has llamado a tu esposo con un nombre que no le corresponde. El portador de ese nombre por derecho, está en tu vida, es tu destino, y será la mayor felicidad que hayas conocido hasta ahora.
-Eso es imposible tratándose de mí, anciana . Yo nunca propiciaré algo así.
-Será. Está escrito. Pero para que venga a ti deberá ocurrir antes una muerte.
-¿Una muerte madrecita…de quién?
Agitando la cabeza como apartando humo la anciana contestó:
-Una muerte.

Continuó preguntando por otros nombres; ¿Quién es…?…y la niña respondía para escuchar; no, ese , no.
¿Quién es…? No, ese no ¿Quién es…? No, ese no…Y así nombres y nombres de desconocidos que se grababan en su mente cada vez que replicaba a la anciana indicando a quién conocía con ese nombre para seguir escuchando; no , ese no .
Llegó un momento en que aturdida y enfadada, inquieta por tanto desconcierto respondió airada a la anciana:
-¡Ya está bien! Si tantos nombres desconocidos han de estar en mi vida…¡Decidme! …¡Cómo son!
-Nombres niña…solo nombres.

La mujer siguió hablando a la joven y diciéndole cosas que se fijaron en su memoria e inquietaron su espíritu.
-Adiós madrecita, tengo que irme.
-Que Dios te acompañe niña. Vuelve a verme. Todo ha de ocurrir de aquí a siete u ocho años…como mucho.

Regresando del paseo ya no era el entorno el que ocupaba su mente…había tantas preguntas, tanta inquietud, tanto, desconocido ¿qué iría ha ocurrir dentro de siete años…en el tiempo?…una muerte….
Cuando traspasó la puerta del solar del patio y se vio inmersa en la rutina diaria olvidó su encuentro en el bosque, y retomó su vida.

Deseaba la presencia de su esposo, siempre tan alejado en defensa de sus fueros…le amaba tanto. Era el más aguerrido de los caballeros, alto y fuerte, tierno y considerado para ella, un bello y musculado héroe protector. Cuando él regresaba, no necesitaba los pies sobre la tierra, se podía permitir deslizarse en el aire a pocos centímetros del suelo y volar de esquina a esquina como una mariposa, así de liviana y etérea como si le hubieran brotado alas se sentía, ya no existía peso que la asentara.
Se sabía afortunada, segura y cobijada. Cuando miraba su cara y el amor que contenía ¡Cuánto le quería! Se entregaba ruborosa al cobijo de sus brazos y pegada a su costal dormía tan complacida del amor que le entregaba , en sus brazos amparada, en el sitio que debía ¡Era feliz , día a día!

Pasaban los años y las luchas continuaban, las idas y venidas se sucedían y los nombres se habían dispersado en el recuerdo. A veces afloraba… la época más feliz de tu vida, una muerte.
No podía, ni quería pensar en ello , pero los años pasaban; siete u ocho años…una muerte. Agitaba su cabeza y descolocaba su mente ¿pero quién? No, Dios , no lo permitas…Más según pasaba el tiempo se asentaban los temores ¡Señor no lo permitas!

…Y aconteció que una tarde , le trajeron mal herido al hombre que ella quería… y sintió que se moría. Él era toda su vida, bello, joven, valiente…aquello no era justicia ¡No debía ser! ¡No podía ser!…¡Una muerte!
Se encerró en la capilla de su mente y rezaba sin parar, mientras curaba las heridas ¡No lo permitas Dios mío!…¡No permitas que se muera! y nombrándole al oído para darle su consuelo , no podía evitar recordar al poseedor del mismo que debía aproximarse a su vida en la más feliz de las etapas…una muerte ¿pero quién?
Mientras refrescaba la frente del herido no podía impedir que se disparara su pensamiento en millar de conjeturas.

Y entre razón y razón pactaba su corazón con Dios y le decía:
Amo a mi esposo , soy mujer fiel , no ha de haber otra manera de que otro hombre me avistara que no fuera la de ser viuda ¡Señor Dios que no suceda! Jamás sería feliz si el amor se fomentara en la muerte que hallara el amor que ya poseo. Yo no conozco otro rostro que este rostro que yo amo , ningún otro que yo amara ¡Dios mío no lo permitas!…Y si alguien ha de morir que sea yo . Y que sea en otra vida venidera ese amor que aquí estuviera esperando para mí…
Pero hoy, que sea así.

V.Nas

 

Asturias

 

El mar se agita sobre la altas costas en rompientes sonoras de flujo y  reflujo ,

 horadando pequeñas calas a modo de conchas donde besa la tierra

en bocas de arena que se llenan de sal

y se ofrecen gustosas a la ofrenda de plateados lenguados , cefalópodos y crustáceos

que recolectan las manos de esbeltas y rubias doncellas

…y llenando las playas en mareas frías de sabrosos erizos

 para los dedos recios y seguros de los jóvenes en grandes cestos .

 

Allí donde las atalayas , resistentes bastiones de desafiante roca ,

 sufrían de un punto flaco , sus embates consiguieron vaciar largos túneles

llegando hasta la mitad de los prados  , dejando como olvidadas 

 redondas medallas de agua , increíbles islas de mar en  medio de la tierra ,

convertidas en sueños de playa o portentosas chimeneas de agua …

 

blufff, blufffff…boofff, blufff,boofff,bluuuufff…al ritmo de los impulsos.

 

Los rebaños pastan en verdes alfombras incontables  como las margaritas de manzanilla

y las  numerosísimas fuentes manan agua y leche …

 Las cuevas rebosan  de cuajo en diferentes y exquisitos quesos …

 

  La caza  puebla los bosques  al abrigo de una naturaleza rabiosa  regada por el cielo

y  el canto de las ondinas … las orillas de las agüeras y  pequeños ríos

se pueblan de avellanos , nogales , castaños e higueras…

 

Los huertos rebosan de cítricos , nísperos y  piescos …

y el fruto prohibido rojo rubí o verde tentación …

siempre está al alcance de la mano que se tiende ,

 en la palma de la mano que se ofrece…

 

Conozco bien ese sitio …he nacido en él …

y  te aseguro que aunque pudiera parecerlo por increíble

 …no es un espejismo , es muy real .

 

V.Nas

alzheimer

Foto de salpicón

 

 

Por fin te dejas amar

…lástima que no te enteres

Toda una vida exigiendo

sin nuca ser contentado…

Hoy me tienes a tu lado,  sin pedir

… para amarte desolado

 

V.Nas

 

 

Como en volandas

 

como  en  volandas 

voy hacia  tu  abrazo

nuestros ojos

trinquetes que  arrastran

como un  imán  nuestro  yo  

en  espacios que  se  anulan

 ante  nuestras  almas

 

y…

me dejo  llevar

sí …

me  dejo  llevar

 

V.nas

 

…El Cares

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anegado de la emoción que le causaba tanto esplendor y maravilla,

no sabía  dónde  recrear los ojos… tanto era,

 ¡Era tanto!

Que como poseso deseaba retener cuanto pudiera,

como aquél que habiendo encontrado un gran tesoro

 no tuviera bolsos suficientes para recoger abonda  gema.

Y dejándose llevar , su cabeza daba vueltas ante tanta majestad.

 Disparaba sin cesar  aprisionando recuerdos para poder  trasladar

a  allá de donde venía.

¡Oh, Dios mío se decía! ¡Que planeta!

 ¡Podrá  existir algo más bello!

Y llevado por su celo de captar cada mirada,

 pisó al aire en un momento…

para ser tragado por la garganta más bella,

 hacia el río que le lleva…

 

V.Nas 14-09-09

 

Un joven de 23 años , muere en El Cares al caer 60mts mientras hacía unas fotos

 

tu regazo

 foto de V.Nas

Dormir en ti cada día

 

Recostada en tu regazo

 

Tu mano entre mi cabello

mi cabeza acariciando

 

Y reposar…regenerando

 

Renacida despertar

como de un largo letargo

 

Salir al coso  a  lidiar,

pensando en el retornar

al reposo del guerrero…

 

Solo tu regazo quiero

 

Tus palmas en mi cabeza

 

Y en ti entregada sin merma

La voluntad que me lleva

 

Tuya soy, solo para ti estoy

 

V.Nas

Calma

 

 

Calma  alrededor

todo calma

 

Cuando falta la pasión

se aminora el corazón.

 

Solo queda el sentimiento

 

Todo calma, solo calma

 

Pero vuelve el pensamiento

a las sábanas mojadas

de sudor, en otro tiempo

 

Y retoza la razón, en calma

Todo en calma.

Pasó el tiempo.

 

V.Nas

 

 

Cancer

 

 

No se ha parado el tiempo .

 

En la calle luce el sol …

 Hay ruido en todo momento

las ruedas siguen chirriando ,

 los tenedores cayendo

y la enferma de otro lado

lleva la tarde gimiendo .

 

Tienes cáncer…

 

Has venido y me lo has dicho

Y aquí me quedo pensando

Tengo cáncer…

Mi niña dieciocho meses

y  mi marido en el paro…

 

Hoy suenan más los desagües

y la voz de esa enfermera…

 

Nada hay diferente afuera

adentro que hay… que no hubiera.

 

Tienes cáncer …

 

Ya estoy en la lanzadera ,

al espacio sideral

le entregarán mi historial

¡Qué sea lo que Dios quiera!

 

V.Nas